Ceremonia luctuosa de cuerpo presente a Don Alejandro Limón Padilla Sábado 17 de julio de 2021 – Tecnológico Nacional de México Campus Tijuana

Ceremonia luctuosa de cuerpo presente a Don Alejandro Limón Padilla Sábado 17 de julio de 2021

Toda la comunidad tecnológica conformada por estudiantes, trabajadores, personal jubilado y egresados del Instituto Tecnológico de Tijuana se dieron cita en la unidad deportiva “Alejandro Limón Padilla” de la unidad de Otay para despedir en una emotiva ceremonia luctuosa de cuerpo presente a Don Alejandro Limón Padilla quien fuera el presidente del H. Patronato del ITT desde abril de 1996 hasta su muerte. Don Alejandro falleció el pasado 7 de julio en la ciudad de San Diego, Ca. y nuestra institución quiso despedir y honrar su memoria a quien siempre tuvo un gran cariño por el tecnológico, un empresario exitoso que lo apoyó durante todos los años de su gestión al frente del patronato y a título personal.

El acto  tuvo lugar dentro de las instalaciones de la unidad deportiva que lleva su nombre, con la presencia de su familia y amigos. Se agradeció a su esposa, en primer lugar, la señora Josefina Mancilla Torreros que aunque no estuvo presente se le recordó con mucho respeto. Estuvieron sus hijos: Alejandro, Víctor Hugo, Fernando, Arturo, Janeth y Diana Limón Mancilla, así como su hermana Thelma Limón Padilla, sus nietos y todos los que conforman su bonita y unida gran familia. También le acompañaron amigos, ex directivos y directivos de otras instituciones, sin dejan de mencionar a su fiel secretaria Angélica y a su siempre atento chofer. Don Alejandro fue una persona muy querida en el ámbito empresarial y educativo y se puso de manifiesto en esta ceremonia.

 

El Ing. José Guillermo Cárdenas López, director del ITT, fue el encargado de recibir el cuerpo de don Alejandro y colocar la bandera oficial de la institución como un acto cívico de profundo respeto. Pronunció el discurso oficial a nombre de la comunidad tecnológica, haciendo una semblanza de su vida y obra, sobre todo con la institución. Manifestó que todos los ahí reunidos “estábamos para honrar su memoria, muy conmovidos por su partida, pero deseosos de darle el último adiós con mucho respeto y admiración para dar fe a toda su familia del enorme agradecimiento que toda la comunidad tecnológica le tuvo a Don Alejandro Limón Padilla, por toda su labor altruista realizada en beneficio de la institución y sobre todo de sus estudiantes. Una casa de estudios que siempre quiso y así lo manifestó siempre.

 

En sus discursos, cada uno de los oradores exaltó las diversas virtudes en diferentes ámbitos. Se reconoció su trayectoria empresarial, se habló de su elevado altruismo, se dio testimonio de su gran calidad humana y la gran sencillez y humildad que siempre le caracterizó. Además de ser un empresario exitoso, se dio tiempo para brindar su apoyo decidido al Tecnológico de Tijuana siguiendo los pasos de su hermano Alberto quien, desde antes de que la institución abriera sus puertas, fundó el Patronato del ITT para lograr la creación del Instituto Tecnológico Regional #21 de Tijuana; hoy Instituto Tecnológico de Tijuana.  Don Alejandro tomó la batuta en 1996 y en estos 25 años de su gestión, coadyuvó al crecimiento de la infraestructura académica y deportiva.  Tanto el Patronato como la Fundación Limón, presidida por su hermano Alberto hasta su muerte en agosto de 2012, no dejaron de apoyar a los estudiantes que quisieron estudiar y salir adelante.  Son muchos los jóvenes y egresados que reconocen que, gracias a la familia Limón Padilla, hoy cuentan con una carrera profesional.

 

Además del mensaje del director, el maestro Ramón Tirado Castañeda hizo lo propio al hablar de su enorme cariño a los deportistas y de ser ejemplo de honestidad y superación.  Diana Nohemí Santillana Camargo, representante del Comité Ejecutivo de la Sociedad de alumnos hizo lo propio al exaltar la sencillez de trato que Don Alejandro siempre tuvo con los estudiantes. El programa tuvo un paréntesis especial, el agradecimiento de Jesús Ricardo Serrano González, egresado de Ing. Industrial y atleta de alto rendimiento, quien agradeció en nombre de todos los deportistas, el apoyo desinteresado que Don Alejandro tuvo para con todos ellos, al crear la pista de tartán y empastar los campos de fútbol y béisbol y cómo esas obras incidieron de manera directa en los logros que la delegación deportiva tuvo a raíz de ello. Contó sobre las palabras que el Sr. Limón le dirigió y de la gran enseñanza que le dejaron huella. Se le entregó a la familia Limón Mancilla, por parte de los jubilados, una placa de reconocimiento a su labor para resaltar su enorme calidad humana y su noble labor por apoyar a la institución y a sus estudiantes y .

 

Posteriormente, la familia Limón, a través de su hijo Alejandro Limón Mancilla se dirigió a todos los presentes para agradecer el reconocimiento hecho a su señor padre, enfatizando que su padre siempre quiso al tecnológico y que estaban todos en su familia muy honrados por este acto luctuoso.

 

Acto seguido, se realizaron guardias de honor representadas por: alumnos, trabajadores, empresarios, ex directores, subdirectores y jefes de departamento, finalizando con el director, hijos de Don Alejandro y parte de la familia Limón.. Posteriormente, todos los presentes se pusieron de pie para llevar a cabo, de manera solemne, un minuto de silencio marcado por nuestra banda de guerra y al finalizar se escucharon las palabras de Don Alejandro de uno de sus tantos mensajes que llegó a ofrecer a nuestros estudiantes que provocó risas por ser siempre tan ocurrente aun a pesar de tener los sentimientos a flor de piel. Todos recordaremos sus anécdotas, sus enseñanzas pero, sobre todo su buen humor.

Los deportistas dieron su último adiós muy a su manera, externándole su agradecimiento eterno por ser Don Alejandro un Galgo de corazón.

 

La solemne pero muy emotiva ceremonia contó con la participación de la banda de guerra y  escolta del plantel, cuyos integrantes ejecutaron conmovedoras marchas hasta el final del acto, cuando se mezclaron con el prolongado aplauso que los asistentes le otorgaron al formar una valla humana para darle el último adiós a Don Alejandro, que salió por la unidad deportiva que llevará su nombre toda la vida.

 

Por siempre GRACIAS Don Alejandro Limón Padilla. Su legado permanecerá por siempre en nuestra institución y en nuestros corazones. Descanse en Paz.

 

Published by Comunicación y Difusión

Instituto Tecnológico de Tijuana

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.